Rey Campero

En las comunidades del Estado Méxicano de Oaxaca, el oficio del mezcal es una actividad familiar que se transmite de generación en generación. Las y los integrantes de las familias mezcaleras conocen el proceso y realizan cada una de las tareas: desde el cultivo y cosecha de las plantas de agave, las labores previas y la destilación, de igual manera el envasado y la comercialización del preciado mezcal.

Este modelo de trabajo, en familia y comunidad, es el legado más valioso que se ha sembrado en Candelaria Yegolé, un pequeño poblado ubicado en el extremo sur-oriente del Valle de Tlacolula y al pie de la cadena de montañas de la Sierra Sur de Oaxaca. En este lugar la suma del trabajo y respeto que se tiene a la tierra ha forjado los saberes de cuatro generaciones de maestros mezcaleros de la Casa Sánchez y que ahora los comparten con el mundo a través de excelentes mezcales de las marcas Rey Campero.

La destilería Sánchez, asentada en este rincón de Oaxaca, lleva más de siete décadas funcionando, y sus maestros en ella haciendo y aprendiendo del mezcal. Sus saberes les han dado la experiencia para comprender y respetar la tierra, el agua y el fuego.

Espadín
Alc. 47% vol.
75 cl.

Madre cuishe
Alc. 49,3% vol.
75 cl.

Tepextate
Alc. 49% vol.
75 cl.

Jabalí
Alc. 49% vol.
75 cl.

Cuishe
Alc. 48,3% vol.
75 cl.

Sierra Negra
Alc. 49,2% vol.
75 cl.

Mexicano
Alc. 48,2% vol.
75 cl.

Tobala
Alc. 48,3% vol.
75 cl.

Pechuga
Alc. 48,6% vol.
75 cl.